RADIO
VENDIMIA
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
foto 1 -fc5bc2c5

“Poder reencontrarnos con la Vendimia es un MILAGRO”.

Federico Ortega Oliveras, co director de “Milagro para el Vino Nuevo”. VENDIMIA 2022

Reinaugurando las tradicionales charlas en el Instagram Live de Vivo Vendimia @vivo_vendimia, estuvimos hablando con  Federico Ortega Oliveras, co director de “Milagro para el Vino Nuevo”. Su trayectoria, sus inicios en Vendimia y la idea de co dirigir junto a Vilma Rúpolo la Vendimia 2022.

Actor y docente, formado en el ámbito artístico coral y musical desde chiquito, ingresó a la carrera de Arte Dramático luego de experimentar sus primeros estudios universitarios en la carrera de Comunicación Social. Su espíritu artístico pudo más y fue en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Cuyo donde conoció a Vilma con quien co dirigirá en el 2022 “Milagro del Vino Nuevo”. “Para mí fue una maravilla poder reencontrarme y compartir esta experiencia con quien sigue siendo mi maestra en todos sus aspectos”.

En la última vendimia que dirigió Golondrina Ruiz trabajó con un gran equipo que lo convoco junto a nuestro siempre recordado Claudio Martínez. “Para mí la decisión de sumarme a esa vendimia fue muy importante. En el 2020 con Claudio aprendí mucho. Para esa fiesta invitamos a muchas actrices de renombre a actuar y fue maravilloso verlas con los trajes y estar con todas ellas ensayando y co dirigiéndolas.  Me siento un privilegiado ya que he tenido la suerte de trabajar junto a muchas personas que me enseñaron la actitud de compartir un hecho artístico de tal envergadura y que muchas veces no logramos ver de gente que uno admira”.

“Para la vendimia 2020 tuve la gran oportunidad de estar en el rol de director de actores que para mi fue un desafío muy grande. Ni hablar lo bien que me sentí con Aníbal Villa que tuve que dirigirlo como protagonista. Ahora estamos reinventándonos, con mecanismos nuevos y protocolos por la pandemia, pero estamos trabajando para que la vendimia presencial no se pierda. Queremos que todos los espacios al aire libre no se pierdan y vuelvan las actividades artísticas, y principalmente volver a dar vida al teatro griego Frank Romero Day”

L.P ¿Esperaban ganar este año? porque todas las propuestas seleccionadas fueron muy buenas.

F.O “La verdad que no. No me lo esperaba para nada. Las competencias son difíciles, pero le pusimos todo. Solo me plegue a la energía de Vilma y confié. Todo lo que volcamos en esa historia lo escribimos como si realmente fuera a pasar. Tuve mis dudas porque las otras propuestas también eran hermosas, presentadas por grandes artistas y directores en los equipos. Fue un placer para mi competir con todos ellos.”

“El final nos sorprendió muchísimo, pero sabíamos que teníamos un buen equipo para competir y llegar. La unanimidad nos sorprendió a todos. Obtuvimos los catorce votos. El trabajo con Arístides Vargas, los músicos, ver hecha realidad cuanta idea se nos ocurria, fue un placer y estaba feliz con ese aprendizaje a pesar de saber que tal vez esa idea no fuera la elegida. Una experiencia hermosa”.

L.P. ¿Cómo fue el encuentro con Vilma y la propuesta de dirigir junto a ella?

F.O. “Vilma a principio de año me mandó un mensaje y comenzamos a charlar de esta posibilidad. Ambos habíamos co  dirigido la puesta en escena del Ballet Hiroshima, una sinfonía de Tito Francia en el Teatro Independencia, y a partir de ese gran laburo empezamos a trabajar juntos y fue una experiencia hermosa. Desde allí nos quedó la idea y las ganas de participar de una vendimia juntos”.

“En un principio quisimos ser tres directores, pero el reglamento solo nos permitía dos. Para mí el folclore es trascendental en la fiesta, lo más importante y por eso queríamos incorporar a una directora con una mirada de ese ámbito. Convocamos a Pilar como coreógrafa general ya que como directora no se pudo. Marcela Nadal para la danza contemporánea y ahí se fueron desprendiendo los demás roles del grupo. Fuimos adaptando la propuesta original con lo que nos indicaba el reglamento de pandemia. Fue todo muy maratónico desde la idea hasta el momento de la elección de nuestra propuesta como ganadora”.

Compartimos la entrevista de instagram con Vilma Rupolo quien se refirió a Federico con estas palabras. “Para mí es maravilloso trabajar con Federico, es un sueño. Y con todos los del equipo. Son todos unos capos. Estoy muy feliz por el equipo, me llena de satisfacción poder trabajar con gente tan maravillosa. Es soñado realmente. Y es por nuestra amada vendimia”.

“Cuando uno se dedica a esto, trabajar con gente talentosa es una fortuna. Y siento que hay que trasladarle esta llama que siento a toda la gente joven”, agrego Ortega a la conversación.

L.P: Vilma, ¿por qué elegiste a Federico para que te acompañara en la Co dirección?

“Es muy talentoso, yo me apoyo mucho en él y además es el futuro. Me da felicidad trabajar juntos. Esta mixtura nos da un equilibrio muy particular. Es muy inteligente, sensible, con una humanidad tremenda. Siento que nos apoyamos mutuamente y esa articulación es importante. El espectáculo tiene una sumatoria de miradas que lo enriquecen, no es fácil articular, pero nos está yendo muy bien”.

L.P. ¿Cómo fue el proceso de encontrarle nombre a la fiesta?

F.O. “Fue un proceso dentro del texto que empezó a escribir Arístides, y empezamos a pensar una palabra que englobara todo y la palabra milagro englobaba muchas cosas desde su etimología. Mirar asombrados esta espiritualidad que sucede en la vida, esa celebración mágica que uno puede darse el lujo de observar. Nos pareció interesante la idea de un doble juego, porque a veces atribuimos los milagros como patrimonio exclusivo de lo religioso, pero a la vez sentimos que es abrirse a esta capacidad de asombro y jugar con lo mágico que tiene que ver con la vida, la naturaleza y el trabajo. Porque el milagro de tener un vino nuevo, cada año, tiene que ver con la fe y el esfuerzo. Además, el poder reencontrarnos con la fiesta de la vendimia es un milagro”.

V.R. “En el texto hay una infinidad de palabras hermosas y una de las palabras que aparece constantemente es “milagro”. Por ejemplo cuando se refiere a la aparición de la lluvia cuando uno tanto la espera luego de una sequía. Esa palabra resonó en todos nosotros. El título siempre es algo difícil de encontrar, pero la identificación que tuvimos con ella, fue tan grande que nos terminó encantando. El título es contundente y representativo”.

EL GUION

La fiesta tiene dos grandes partes: representa a la naturaleza y la importancia que tiene el agua para nosotros como mendocinos, y por otro lado el presente del hombre y la mujer que atraviesan una pandemia. “Logramos representar con temas musicales lo que nos pasó de una manera esperanzada. Estamos muy contentos porque en todas las áreas hay aciertos que nos han enamorado, a medida que se fueron plasmando nos fuimos enamorando”. Comentó Vilma Rúpolo.

Las vendimias de Vilma tienen mucho contenido teatral y junto con Federico van a combinar la danza y la dramaturgia de una forma diferente. Además de darle su lugar a las distintas disciplinas de forma equilibrada.

STAFF MILAGRO DEL VINO NUEVO 

Guion: Arístides Vargas.

Dirección General: Vilma Rúpolo / Federico Ortega.

Producción Ejecutiva: Mariano Morales.

Dirección Audiovisual: Matías Rojo.

Producción Artística: Liliana Bermúdez.

Dirección Musical: Mario Galván y Pablo Budini.

Diseño Escenográfico: Luis Gattas.

Dirección Coreográfica: Marcela Nadal y Virginia Páez.

Dirección Actoral: Nuria Atencio y Kevin Viñals.

Cajas Lumínicas: Héctor Romero.

Jefatura Técnica: Alejandro Aruj.

Jefe de Traspuntes: Mirta Rodríguez.

Laura Portillo 

Foto de portada Martin Pravata/ Diario Uno

advanced divider
Entrevistas 
DESTACADAS